¿Por qué a mí gato no le gusta que lo acaricie?

Escrito por Andrés, un amante  de la vida y apasionado por los gatos 

porque a mí gato no le gusta que lo acaricie

Si a tu gato no le gusta ser acariciado, esto puede deberse a varios factores, pero si se rehúsa insistentemente a ser acariciado, no debes obligarlo a dejarse acariciar ya que puede terminar muy mal; ya sea que tu salgas lastimado o que tu gato evite aún más el contacto físico.

Poca socialización cuando era pequeño

Una de las principales razones por la que  a los gatos no les gusta ser acariciados, es porque no fueron socializados correctamente cuando eran pequeños, lo que los vuelve algo reacios al contacto con otras personas que no sean sus dueños u otros animales. Esto puede darse también porque tu gato fue rescatado y estuvo en un albergue para gatos.

Por eso siempre es recomendable socializar a tu gato con la mayor cantidad de personas y otros animales posible, así será más sociable con las nuevas personas que conozca en su etapa adulta. También recuerda que esta socialización debe darse en las mejores condiciones, evita que tu gato sea lastimado o herido por las personas o animales que conozca.

Que haya sido maltratado

Una mala experiencia o maltrato pueden ser el detonante para que tu gato no le guste ser acariciado; este tipo de experiencias marcan a los gatos muchas veces de por vida, pero es una conducta que puede cambiar con mucho amor, mimos y cuidado; sólo tienes que ser paciente y no volver a cometer los mismo errores que su antiguo dueño.

Acaricias mucho a tu gato

Darle espacio a tu gato es fundamental, muchas veces pasamos mucho tiempo acariciando a nuestro gato en la misma zona o muchas veces al día lo que puede llegar a cansarlo. Lo mejor que puedes hacer en este tipo de situaciones es darle su espacio y él te buscará cuando quiera volver a ser acariciado, recuerda nunca presionar a tu gato para ser acariciado ya que podrías terminar lastimado.

Dolor

Si tu gato ama ser acariciado pero cambia drásticamente su comportamiento cuando lo tocas, puede ser una mala señal, tu gato puede estar lastimado o mal herido, por lo que ser acariciado le produce dolor; en estos casos lo mejor que puedes hacer es revisar a tu gato. Si encuentras algún tipo de herida o algo fuera de lo normal, lo mejor es llevar a tu gato al veterinario, de esta forma sabrás qué le sucede a tu gato.

Está distraído o ansioso

Cuando acaricias a tu gato, lo haces en un momento que él no espera o se encuentra ansioso porque hay fuegos artificiales o algún ruido que le sea muy molesto, puede ser que tu gato reaccione de mala manera, por lo que te recomendamos no acariciarlo en estos momentos, evita que escuche estos sonidos o que se sienta ansioso antes de acariciarlo.

Consejos para evitar que a mí gato no le gusta que lo acaricie

a mí gato no le gusta que lo acaricie

Evita obligar a tu gato a ser acariciado, eso solo hará que se rehúse más a ser acariciado, por lo que es importante darle su espacio y empezar a construir una buena relación poco a poco, esto si tu gato fue rescatado o no tuvo una correcta socialización cuando era pequeño.

Si el comportamiento de tu gato cambió drásticamente y ahora no le gusta ser acariciado, puede deberse a que se encuentra lastimado o mal herido, por lo que tienes que ser muy observador e identificar en qué zona no le gusta ser acariciado y comunicárselo a tu veterinario de confianza.

¿Por qué tu gato se sigue la cola?

Elimina el mal olor de la arenera

Los mejores gatos para un piso

¿Por qué tu gato esta aburrido?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *