Gato Esfinge o Sphynx

Gato Esfinge o Sphynx

El origen oficial del gato Sphynx se encuentra en Ontario, Canadá, también viven allí; es un tipo de habitat que se puede considerar extraño para un gato sin pelo. Es una raza de gato doméstico relativamente nueva que data desde 1966, a pesar que se conocen algunos conocimientos primarios de esta raza en México; donde se les llamó gatos sin pelo mexicanos.

Su crianza se consolidó a partir de algunas camadas de mininos de pelo corto que tenían uno o dos gatos bebes que nacían sin pelo. Estos últimos se buscaban cruzar con otros iguales para ir fortaleciendo la raza, pues fue muy llamativo para algunos criadores. El primer ejemplo de ello fue de una gata hembra bicolor que tuvo un gato sin pelo. Esta raza de gatos sin pelo se afianzó hacia la década de 1970.

Hacia 1975, se conoce su origen en Estados Unidos. También dado por una gata doméstica que tuvo en sus gatitos uno sin pelo. Es a partir del año 2000 donde realmente estos gatos Sphynx o esfinge toman relevancia como raza felina y se da mayor importancia  a su linaje.

¡La mejores fotos del gato sphynx, una de las razas más llamativas y curiosas dentro del mundo de los gatos domésticos!

Haz clic en las imágenes del gato esfinge con ropa para verlas en alta resolución.

 

Características del gato sphynx

El gato sphynx hace parte de las pocas razas de gatos sin pelo. Sin embargo, el gato esfinge sí tiene pelo, sólo que es demasiado fino, muy pegado al cuerpo y tiene una sensación tipo gamuza; un pelo muy suave y delicado.

El gato esfinge no tiene un pelo visible o común como otros gatos debido a una mutación genética natural de un gen recesivo. Lo que sólo afecta el crecimiento de su pelaje. Por esta misma particularidad no tienen o son muy cortos sus bigotes, al igual que sus pestañas y cejas.

El tamaño de un gato esfinge es mediano, al igual que su contextura corporal. Su cabeza es tipo triangular, orejas grandes y con puntas redondas. Sus ojos son ovalado-redondos y suelen ser de color azul, verde o amarillo; también pueden tener heterocromía.

Sus patas son finas pero fuertes. La cola es delgada, en forma de látigo. El gato esfinge tiene arrugas o pliegues en partes específicas de su cuerpo como la parte de atrás de su cabeza, alrededor del hocico, patas y entre sus orejas. El gato sphnyx sin pelo tiene un periodo de vida de más de 15 años, teniendo cuidados excelentes. Las hembras sphynx pesan alrededor de 3 a 4.5 kg; los gatos machos sphynx de 3.2 a 6.3 kg.

Los patrones de colores de los gatos esfinge son variados, pueden ser de color: negro, crema, lila, azul, bicolor, rojo.

¿Cómo cuidar un gato egipcio?

A pesar de parecer una raza frágil o de muchos cuidados, el gato sin pelo es una raza saludable. Para cepillar o peinar a nuestro gato sin pelo debe hacerse con una gamuza. También se debe proteger de los rayos del sol, ya que podría quemar su piel. Debido a sus garras largas se recomienda el uso de rascadores y cortaúñas para mascotas.

El  gato egipcio debido  a su carácter  juguetón  y curioso debe contar con ciertos juegos que lo diviertan. Puedes tener árboles para gato, hamacas, pelotas, juegos de pluma, entre otros.

¿Cómo bañar a un gato esfinge?

Se deben bañar de manera mensual. Normalmente se cree que deben bañarse de forma semanal pero esto afectaría su  ph en la piel. Se recomienda usar shampoos suaves, naturales y dermoprotectores para mascotas. También se debe cuidar su piel con bloqueadores para gatos.

Por su tipo de genética el gato esfinge suda o produce más grasa en su piel, lo que a veces genera granitos en su piel y cera en sus oídos. Para eso se debe usar toallitas especiales para limpiar ese exceso. Sin embargo no todos los gatos producen la misma grasa, debes ser atento para cambiar o modificar la frecuencia de baño y limpiado necesario para tu gato sphynx o esfinge.

¿Cómo tiene que ser la arenera de un gato sphnyx?

Para su arenero no hay condiciones específicas. Recuerda brindarle un arenero de gran tamaño.  La mejor arena para un gato esfinge es la arena tipo sílice ya que no genera polvo y previene infecciones respiratorias.

Cama para gato sphynx

Se recomienda para su espacio de dormir poner mantas, una cama muy cálida para tiempos de invierno y usar ropa para gatos o ropa para gatos esfinge, suelen ser jerseys o camisas gruesas. Por eso es común ver gatos sphynx con ropa; esto ayuda a conservar una temperatura adecuada para ellos.

¿Cómo alimentar a un gato esfinge?

Su alimentación debe ser muy equilibrada y rica en calorías, ya que necesita consumir más que un gato promedio y las requiere para mantener una buena temperatura corporal. El tipo de pienso para un gato esfinge puede ser el pienso húmedo acompañado de ternera, pollo o comida  para gatos esfinge. Recuerda hacer uso de comederos de metal, que son los más recomendados o también de tipo loza o plástico.

Temperamento del gato esfinge

El gato egipcio o esfinge tiene un temperamento amigable, afectuoso, inteligente, juguetón y dependiente de sus amos. Es un gato muy familiar que disfruta de compañía tanto de humanos como de otros animales domésticos. El gato esfinge y los perros, pueden ser grandes compañeros. Demandan de mucha atención ya que buscan mucho ser mimados.

Son gatos muy hábiles y curiosos. Aprenden rápidamente su nombre y atienden al llamado. Su mayor tiempo de actividad suele ser en las tardes. Les gusta mucho los lugares y espacios cálidos.

¿El gato esfinge es hipoalérgenico?

A pesar que por su carencia de pelo se considere que un gato egipcio no genera alergias, su naturaleza no es hipoalergénica. La alergia es causada por una proteína de la piel del felino, no por el pelo en sí. Sin embargo, esa proteína sí está en contacto con el pelo y por ello con todo lo que tenga contacto el gato producirá la alergia.

Lo que sí ocurre con el gato esfinge es que al tener menor cantidad de pelo o ser muy fino pues su porcentaje de proteína será menor pero no erradica las reacciones alérgicas. El gato sphynx no es un gato apto para alérgicos. Conoce las razas de gatos hipoalérgenicas aquí.

Enfermedades del gato esfinge

Los gatos egipcios están predispuestos a padecer algunos problemas de salud como:

Cardiomiopatía Hipertrófica: Genera un engrosamiento o crecimiento anormal del músculo del corazón e insuficiencia cardiaca.

Rabia felina: Enfermedad infecciosa viral

Recuerda llevarlo periódicamente al veterinario para descartar enfermedades comunes en los gatos y tener todas sus vacunas al día.