¿Cómo bañar a un gato?

Escrito por Camila, aprendíz de la vida y mamá de una linda gata traviesa

bañar a un gato

Los gatos en general no son muy amigos del agua ni de bañarse; esto gracias a su capacidad de acicalarse a ellos mismos, bañarse y ser muy aseados. Sin embargo, hay ocasiones en que sí es bueno un baño. Si están muy sucios, si presentan algún problema con pulgas, si tu gato ya no se limpia a sí mismo o si es un procedimiento indicado por un veterinario.

Es recomendable que si quieres hacer del baño una rutina para tu gato, debes acostumbrarlo, en lo posible, desde cachorro. Si no es el caso y tu gato es adulto pero necesita un baño, debes ser más paciente mientras él asimila el baño como algo bueno.

Aprende a cuidar a tu gato correctamente

Para bañar adecuadamente a tu gato debes tener en cuenta esto

  • Una tina o recipiente que sea acorde al tamaño de tu gato.
  • Shampoo o jabón para gatos.
  • Cepillo o guantes quitapelos.
  • Toallas.

Bañar a tu gato

En el momento del baño, es muy recomendable que cuentes con la ayuda de otra persona. Comienza por peinar su pelo, puedes usar cepillos de cerdas suaves o guantes. Si tienes un gato de pelo largo, quitale los nudos sin halar, siempre sosteniendo la base de su pelo. 

Usa una toalla o un tapete en el fondo de la tina, esto ayudará a que tu gato sienta una superficie firme, de esta forma se sentirá seguro y no se asusta con el piso resbaloso de la tina. Llena la tina alrededor de 10 a 15 cm de agua, ten mucha precaución con la temperatura, debe ser tibia.

Hablale a tu gato con tranquilidad, ve poniéndolo dentro del agua y mojándolo de a poco. Aplicale el shampoo o jabón, haz masajes circulares en todo su cuerpo. Luego retira muy bien toda la espuma. Nunca debes dejar que el agua o el shampoo entre en sus ojos u oídos. Si tu gato tiene cabello largo puedes aplicarle acondicionador para gatos y volver a retirar con agua.

Después del baño

bañar a un gato bebe

Después de enjuagar muy bien a tu gato, cúbrelo con una toalla y seca con mucho cuidado. Si tu gato no es miedoso a los ruidos, puedes ayudarlo a secar con un secador a muy baja potencia y calor medio. Luego de secar peina de nuevo a tu gato, puedes premiar a tu minino con galletas o golosinas para gatos. Si es muy difícil bañar a tu gato y realmente lo necesita, puedes llevarlo a una veterinaria para que ellos puedan hacer el procedimiento. 

Recuerda que no todos lo gatos tienen la misma necesidad de bañarse. Si para ellos realmente se siente muy incómodo o les estresa, puedes cuidar de su higiene bañandolo sólo en las partes que necesite, limpiar con toallitas especiales o usar shampoo de lavado en seco. 

¡Ten mucha paciencia y recuerda que lo más importante es su bienestar y felicidad!

Aprende a educar a tu gato

Presentar tu gato con otra mascota

¿Por qué tu gato te sigue a todos lados?

¿Por qué tu gato se acuesta en el teclado?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *